Robert Capa, el fotoperiodista icónico de la guerra

Celia Soriano Gomis

Estuvo en cinco guerras. Luchó por sus ideales en cada una de ellas. Coló una cámara en un mitin de Trotski. Conoció al amor de su vida en París. Juntos le construyeron una nueva identidad que cambió su destino. Presenció los bombardeos japoneses en China. Se alió con los republicanos en la Guerra Civil española. Y allí tomó la mejor fotografía de guerra de todos los tiempos. Desembarcó junto a los soldados estadounidenses en Normandía. Inmortalizó el nacimiento del Estado de Israel. Y una mina acabó con él en la Guerra de Vietnam.

Así vivió Endre Friedmann, más conocido como Robert Capa, autor de la famosa fotografía del miliciano muerto. Y no solo estuvo presente en todos estos lugares, sino que se implicó íntimamente con las personas a las que fotografiaba. Es una constante a lo largo de toda su obra, las personas siempre son sus protagonistas. Se asomaba a su realidad, comprendía su punto de vista y solo entonces se sentía capaz de captar imágenes de su entorno.

Robert Capa
Robert Capa

Endre Friedmann nació en Budapest el 22 de octubre de 1913. Fue su vecina adolescente quien le ayudó a descubrir el mundo de la fotografía. Recorrían la ciudad y sus alrededores tomando imágenes de la vida cotidiana: transportistas de carbón, mendigos durmiendo en el centro de Budapest, campesinas trabajando en el campo… Su interés por lo humano comenzó a desarrollarse en este momento.

Una de las características de la fotografía de Capa está directamente relacionada con su carácter sociable y empático, y es su predilección por las personas. La mayor parte de su trabajo se centra en el retrato, en captar los rostros del trabajador anónimo, de los combatientes en el frente antes de un ataque, el de las víctimas del conflicto. De esta manera, escribía la historia de quienes nunca saldrán en los libros.

Fotografía de Robert Capa.
Fotografía de Robert Capa.

Cuando cumplió 18 años se fue a Berlín a estudiar periodismo, y trabajó en algunas agencias. Fue en ese periodo cuando floreció su ideología de izquierdas; al mismo tiempo que se extendía el nazismo en Alemania. En invierno, Endre solía tirar cubos de agua fría a las calles de Berlín para que los soldados nazis resbalaran con el hielo. Robert Capa siempre fue un hombre decidido, además de tener una gran empatía. Esto le abrió muchas puertas a lo largo de su vida.

Para lograr su primer éxito tuvo que romper algunas reglas. En 1932 hizo un reportaje fotográfico de Trotski en Dinamarca, que se publicó en Der Welt Spiegel. En el mitin del político estaba prohibida la entrada de cámaras, pero Endre consiguió colar la suya. En la parte de abajo de la página, Capa firma con su verdadero nombre, Friedmann. Será uno de los pocos trabajos de su carrera vendidos con su identidad real.

Reportaje sobre Trotsky en Dinamarca. En la parte de abajo, como autor de las fotos, aparece el verdadero nombre de Capa, Friedmann.
Reportaje sobre Trotsky en Dinamarca. En la parte de abajo, como autor de las fotos, aparece el verdadero nombre de Capa, Friedmann.

El nazismo era cada vez más incipiente en Alemania; Endre, con su origen judío y su conocida ideología de izquierdas comenzó a sentirse inseguro en Berlín, así que en 1933 salió del país y se instaló en París. Allí fue donde conoció a su pareja, Gerda Taro, que también era fotógrafa. Ambos publicaban pequeños trabajos para agencias de prensa, pero no conseguían despegar, y vivieron un tiempo de forma precaria.

Trabajo de Robert Capa en París
Trabajo de Robert Capa en París

Entonces a Gerda Taro se le ocurrió una idea. Endre tenía que reinventarse. En 1936, crearon un alter ego para él: Robert Capa, exitoso periodista estadounidense. Aunque este nombre no se legalizó hasta muchos años después, el cambio de identidad y la carrera que inventaron a sus espaldas cambió el destino de Endre, y gracias al personaje de Robert Capa comenzó a triunfar. Poco después del nacimiento de Capa, le contrataron para hacer un reportaje sobre el Frente Nacional francés.

Seguidores del Frente Popular Francés, 1936, Robert Capa.
Seguidores del Frente Popular Francés, 1936, Robert Capa.
Elecciones legislativas en Francia, 1936, por Robert Capa.
Elecciones legislativas en Francia, 1936, por Robert Capa.
Cabinas para votar en Francia, 1936, Robert Capa.
Cabinas para votar en Francia, 1936, Robert Capa.

Y, en el mismo año, consiguió cubrir la Liga de las Naciones en Ginebra. Allí demostró su talento captando una escena que pasó desapercibida para el resto de periodistas: un periodista español siendo arrestado por error. Durante el discurso del depuesto emperador de Abisinia, que protestaba por la invasión de Mussolini, un grupo de periodistas italianos afines al fascismo comenzaron a silbar y a insultarle. La policía detuvo al grupo, y el resto de la prensa internacional se centró en el incidente y la reacción del emperador. Sin embargo, Capa se dio cuenta de que entre los detenidos había un periodista español que había intentado enfrentarse a los italianos, y que los agentes confundieron con un alborotador. Capa lo siguió hasta la calle y captó cómo lo introducían a la fuerza en el coche policial y lo amordazaban al llevárselo.

Periodista español siendo arrestado en la Liga de las Naciones en Ginebra, 1936. Robert Capa.
Periodista español siendo arrestado en la Liga de las Naciones en Ginebra, 1936. Robert Capa.

En 1938 viajó a China para cubrir la segunda guerra chino-japonesa. Allí fue testigo de la resistencia de la región china de Manchuria contra la ocupación japonesa. Con este reportaje consiguió la portada de la prestigiosa revista Life. Fue un conflicto que Capa calificó como la “mayor estupidez del mundo”. Fue un viaje muy frustrante para él, ya que el control de las autoridades y las dificultades de comunicación le supusieron grandes barreras para su manera de trabajar.

Certificado de prensa de Robert Capa en China.
Certificado de prensa de Robert Capa en China.
Niños soldados en China fotografiados por Robert Capa, 1938.
Niños soldado en China fotografiados por Robert Capa, 1938.
Calle china después de un ataque japonés. Robert Capa.
Calle china después de un ataque japonés. Robert Capa.

En la siguiente fotografía se puede observar las preferencias de Capa a la hora de tomar una fotografía. Esta se tomó en un momento de lucha aérea entre bombarderos japoneses y aviones de combate chinos. El autor prefirió tomar fotos de las reacciones de la gente a las imágenes de la lucha:

Población china observando la batalla entre bombarderos japoneses y aviones de combate chinos. Robert Capa, 1938.
Población china observando la batalla entre bombarderos japoneses y aviones de combate chinos. Robert Capa, 1938.
Esta fotografía de un niño soldado de Robert Capa fue portada de la revista Life en 1938.
Esta fotografía de un niño soldado de Robert Capa fue portada de la revista Life en 1938.

Robert Capa fue a España poco después, donde cubrió la Guerra Civil junto con su pareja, Gerda Taro, para Vu, Regards, Weekly Ilustrated y Life. Capturó momentos como la despedida de las Brigadas Internacionales, la batalla del Ebro, y la vida de los refugiados españoles ante el avance franquista.

Esta guerra se convirtió en el conflicto bélico más fotografiado de la era dorada del fotoperiodismo. En un país en guerra, no había mucho tiempo para escribir, y las imágenes reflejaban mejor la tensión del momento. El fotoperiodista reflejaba conceptos, como la miseria, el miedo o crueldad. Para Capa, solo se podía captar estas emociones implicándose con la gente del lugar, tratando de comprender sus sentimientos. “No me interesa hacer imágenes bonitas, ardo en deseos de contar una historia”, dijo, “Prefiero una imagen que sea imperfecta desde el punto de vista técnico a una mala imagen técnicamente perfecta”.

Mujer atenta a los bombarderos durante la Guerra Civil, de Robert Capa. Propiedad de Magnum Photos.
Mujer atenta a los bombarderos durante la Guerra Civil, de Robert Capa. Propiedad de Magnum Photos.
Soldados republicanos, por Robert Capa.
Soldados republicanos, por Robert Capa.

A partir de este momento, Capa desarrolló un estilo más personal: sus fotografías no buscan la perfección del enfoque. Suelen jugar con la falta de nitidez y el movimiento. De hecho, años más tarde, tituló su autobiografía Slightly out of focus, es decir, Ligeramente desenfocado.

Fotografía durante un bombardeo, por Robert Capa, 1939.
Fotografía durante un bombardeo, por Robert Capa, 1939.
Robert Capa durante filmando durante la Guerra Civil española, 1938.
Robert Capa  filmando durante la Guerra Civil española, 1938.
El presidente Azaña y, al fondo, Robert Capa, fotografiados por Agustín Centelles, otro de los grandes de la fotografía. Barcelona, 1938. Fuente: Fondo Centelles
El presidente Azaña y, al fondo, Robert Capa, fotografiados por Agustín Centelles, otro de los grandes de la fotografía. Barcelona, 1938. Fuente: Fondo Centelles.

Bajo el punto de vista temático, sus fotografías bélicas se centraban en las personas, civiles y soldados, durante, después, y sobre todo antes de la batalla. Para Robert Capa, esos momentos de tensión previa reflejaban mejor la situación de los combatientes que en el instante de los disparos: “En las situaciones más peligrosas, se obtienen las fotos menos impresionantes”.

Fotografía de la Guerra Civil, por Robert Capa.
Fotografía de la Guerra Civil, por Robert Capa.

Capa dijo una vez: “Si vuestras fotos no son lo bastante buenas, es que no estáis lo bastante cerca”. No solo se refería a entrar en el campo de batalla, sino a comprender la situación conectando con las personas de alrededor. Cuando le enviaban como corresponsal, no se limitaba a fotografiar a las personas de su entorno: las conocía, hablaba con ellas, era invitado a sus casas… formaba parte de su vida y se identificaba con sus valores. Muy pronto, el antifascismo de Capa le condujo a un decidido compromiso con el bando republicano.

Milicianos republicanos, por Robert Capa.
Milicianos republicanos, por Robert Capa.
Exiliados del bando republicano, Robert Capa.
Exiliados del bando republicano, Robert Capa.

Durante su estancia en España vivió con los milicianos y refugiados de la zona republicana. Un día a día que compartía con Gerda Taro. Capa y Taro trabajaron de forma conjunta durante la guerra, intercambiando cámaras y escenarios. La carrera de ella también comenzaba a brillar, pero Gerda ya no volvió a hacer fotografías más allá de esta guerra: murió atropellada por un tanque durante una retirada republicana.

Robert Capa con Gerda Taro, 1935.
Robert Capa con Gerda Taro, 1935.
Gerda Taro junto a un soldado republicano durante la Guerra Civil.
Gerda Taro junto a un soldado republicano durante la Guerra Civil.
Gerda Taro, fotografiada por Robert Capa, 1937.
Gerda Taro, fotografiada por Robert Capa, 1937.

Robert Capa tuvo que reponerse y siguió trabajando en el terreno. Así, se convirtió en el autor de la que está considerada como mejor fotografía de guerra de la historia, el miliciano republicano abatido de un disparo. Esta imagen se transformó en un símbolo, de la lucha del pueblo y la fragilidad de los combatientes republicanos.

Pero esta imagen no ha estado libre de polémica. Su autenticidad se ha puesto en duda durante mucho tiempo. Aunque en 1991 se identificó que podría ser la batalla de Cerro Muriano, y la viuda del hermano del miliciano lo identificó como Federico Borrell García, hay muchas versiones que desconfían de la escena. Para algunos, la ausencia de sangre en la camisa y la posición de las manos indican que Capa y el miliciano estaban haciendo una puesta en escena.

Reportaje sobre la Guerra Civil española de Robert Capa para una revista francesa. Incluye la foto del miliciano muerto.
Reportaje sobre la Guerra Civil española de Robert Capa para una revista francesa. Incluye la foto del miliciano muerto.

Esta otra imagen también levanta sospechas. Aquí se puede ver vivo al miliciano de la famosa fotografía, y se duda sobre el orden en el que se realizaron. Pero para confirmar esta teoría, se necesitarían los negativos, a los que no se ha podido acceder por ahora. No obstante, sea o no una puesta en escena,  el valor simbólico de la imagen seguirá ahí. Su significado es lo realmente valioso.

El protagonista de la fotografía del miliciano muerto, a la izquierda. Robert Capa.
El protagonista de la fotografía del miliciano muerto, a la izquierda. Robert Capa.

Después de la Guerra Civil, Capa estableció su residencia en Nueva York. Pero pronto se tuvo que marchar para cubrir otra guerra. En 1941 fue enviado a Gran Bretaña para fotografiar la Segunda Guerra Mundial.

Página de Ilustrated Magazine del Commodore, 1942.
Página de Ilustrated Magazine del Commodore, 1942.
Marinero juega con un perro en la travesía por el Atlántico, 1941.
Marinero juega con un perro en la travesía por el Atlántico, 1941.

Más adelante, en 1943, siguió cubriendo la guerra en el Norte de África y en Sicilia, donde viajó junto con las tropas de soldados estadounidenses. En este caso, centró su atención en la vida de los soldados en el frente, más que en las batallas.

Tropas francesas en el Sáhara, trabajo de Capa para Ilustrated Magazine.
Tropas francesas en el Sáhara, trabajo de Capa para Ilustrated Magazine, 1943.
Campesino siciliano le cuenta a un soldado americano hacia dónde han ido los alemanes, por Robert Capa.
Campesino siciliano le cuenta a un soldado americano hacia dónde han ido los alemanes, por Robert Capa.
Tropas americanas en Sicilia, 1943.
Tropas americanas en Sicilia, 1943.

Capa también estuvo presente en el día D de 1944. Bajó a las playas de Normandía en el mismo barco que las infantería estadounidense. En esos momentos, de acción rápida, cazaba las fotos igual que los soldados perseguían su objetivo. Aunque él mismo reconoció el temor vivido en esos momentos:  “Simplemente, me incorporé y corrí en dirección a la barcaza. Me metí en el mar entre dos cadáveres; el agua me llegaba al cuello. La revuelta marea me golpeaba el cuerpo y las olas me abofeteaban la cara por debajo del casco. Sostuve la cámara por encima de mí y de repente caí en la cuenta de que estaba huyendo”.

Desembarco de Normandía, de Robert Capa.
Desembarco de Normandía, de Robert Capa.
Desembarco de Normandía, de Robert Capa.
Desembarco de Normandía, de Robert Capa.
Fotografía en las playas durante el desembarco de Normandía, por Robert Capa.
Fotografía en las playas durante el desembarco de Normandía, por Robert Capa.

Tras el desembarco, Robert Capa siguió a los soldados. Con ellos, asistió a la liberación de París, y a los últimos combates en Alemania. En la localidad francesa de Cherburgo, los estadounidenses se hicieron con el primer prisionero alemán de alto rango, el general Von Schlieben. El alemán se negaba a ser fotografiado, y se giraba constantemente para quejarse con su ayuda de campo sobre cuánto le aburría la libertad de prensa. Entonces Capa le gritó en alemán: “Y yo me estoy aburriendo de fotografiar generales alemanes derrotados”. Así consiguió que Von Schlieben le mirara, en un momento que aprovechó para disparar su cámara y hacer la foto.

General Von Schlieben fotografiado por Robert Capa en Cherburgo, 1944.
General Von Schlieben fotografiado por Robert Capa en Cherburgo, 1944.

Durante su viaje por Francia con los soldados, mientras se iban liberando los campos de concentración nazis, Capa prefirió no centrarse en las imágenes más viscerales y polémicas. Pensó que, en exceso, podrían insensibilizar a los lectores en lugar de contribuir a la comprensión de los horrores de la guerra: “No tomé ni una fotografía entre el Rin y el Óder. Los campos de concentración estaban plagados de fotógrafos y cada nueva fotografía del horror servía solo para atenuar el efecto general. En esos días, durante una corta jornada, todo el mundo podría ver lo que les había ocurrido a esos pobres diablos en los campos; mañana, a muy pocos importaría lo que les ocurriera a estos en el futuro”.

Avión americano en la Francia ocupada, por Robert Capa.
Avión americano en la Francia ocupada, por Robert Capa.
Fotografía de la liberación de París en la revista Life, por Robert Capa.
Fotografía de la liberación de París en la revista Life, por Robert Capa.
Campos Elíseos en la liberación de París, por Robert Capa, 1944.
Campos Elíseos en la liberación de París, por Robert Capa, 1944.

Cuando terminó su recorrido por Europa, en 1945 se nacionalizó como estadounidense, e hizo legal el nombre por el que se le conocía en todo el mundo: Robert Capa. Después de esta experiencia, hizo varios trabajos. En primer lugar, publicó su autobiografía Ligeramente desenfocado. Un año después, en 1948, hizo un viaje a la URSS, fotografió el hogar de Picasso, y asistió al nacimiento de Israel.

Portada sobre el reportaje de Capa en la URSS, 1948.
Portada sobre el reportaje de Capa en la URSS, 1948.
Reportaje de Capa en casa de Picasso, publicado en 1950.
Reportaje de Capa en casa de Picasso, publicado en 1950.
Reportaje de Robert Capa sobre Picasso, publicado en 1950.
Reportaje de Robert Capa sobre Picasso, publicado en 1950.
Fotografía de Robert Capa en un campo de refugiados durante su viaje a Israel, 1950.
Fotografía de Robert Capa en un campo de refugiados durante su viaje a Israel, 1950.

A los 41 años, Robert Capa fue enviado por Life a Japón y a Indochina para cubrir la Guerra de Vietnam. Allí declaró a otros reporteros: “Esta es la última gran guerra. El problema con vosotros es que no os dais cuenta de que esta es una guerra de reporteros. Nadie sabe nada y nadie dice nada, lo que significa que un bien reportero es libre de salir y conseguir una primicia todos los días”. Y fue la última guerra para él. Murió en Vietnam el 25 de mayo al pisar una mina, dejando tras de sí un legado de cientos de imágenes icónicas que han trascendido hasta nuestros días.

 

Para saber más sobre Robert Capa y el periodismo:

Textos basados en: SERRANO, Pascual. “Contra la neutralidad”.

Publicaciones de Capa: http://www.slightly-out-of-focus.com/robert_capa_index.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s