Henry Moore, un paseo por sus esculturas

el

tate460_0

 

Al amanecer los primeros rayos del sol su calidez se asienta en la frialdad de gigantes y sinuosas siluetas de bronce, que adquieren las formas de inclinadas mujeres y abstractos espacios vacíos para la imaginación del espectador. Monumentos con vida, con historia, que forman parte de la de un gran artista británico moderno: Henry Moore.

Siete bronces monumentales de la época tardía de Henry Moore se exhiben por unos días en el ayuntamiento de Valencia, de la mano de Obra Social La Caixa, para mostrar las obsesiones del creador -madres e hijos, figuras yacentes-, se trata de bronces realizados entre 1960 y 1980, seis años antes del fallecimiento del escultor británico, y reflejan los grandes asuntos que lo inspiraban, como la relación entre madre e hijo.

Una de las piezas combina esta obsesión con otra de sus temáticas favoritas, las figuras reclinadas, con piezas conectadas que sugieren que la exterior es la madre que protege al hijo, la más interna. A miles de kilómetros de su emplazamiento original, esta obra de Moore se ilumina bajo los rayos del sol mediterráneo.

Madre e hijo reclinados, de Henry Moore, en la Plaza del Ayuntamiento de Valencia
Madre e hijo reclinados, de Henry Moore, en la Plaza del Ayuntamiento de Valencia

Pero también hay una figura reclinada en dos piezas que muestra cómo el artista nacido en Yorkshire en 1898 fusiona el cuerpo humano con las formas rocosas y el paisaje, y de esta forma convierte rodillas y pechos en montañas.

Figura reclinada en dos piezas, de Henry Moore, en la Plaza del Ayuntamiento de Valencia
Figura reclinada en dos piezas, de Henry Moore, en la Plaza del Ayuntamiento de Valencia
Figura reclinada en dos piezas, de Henry Moore, en la Plaza del Ayuntamiento de Valencia
Figura reclinada en dos piezas, de Henry Moore, en la Plaza del Ayuntamiento de Valencia

Asimismo, la muestra incluye piezas verticales, como la “Gran figura de pie: filo de cuchillo”, realizada en 1976, que evoca a la “Victoria alada de Samotracia”. En ella, Moore recurre a la creación de una obra monumental desde un fragmento encontrado en la naturaleza, en este caso, un trozo de hueso de pájaro.

Gran figura de pie filo de cuchillo, de Henry Moore en la Plaza del Ayuntamiento de Valencia
Gran figura de pie filo de cuchillo, de Henry Moore en la Plaza del Ayuntamiento de Valencia
Filo de cuchillo de Henry Moore bajo la luna de Valencia
Filo de cuchillo de Henry Moore bajo la luna de Valencia

Un proceso similar, el hallazgo de piedrecillas en el campo, le había servido para crear en 1963 su “Pieza de bloqueo”, y siete años más tarde el “Óvalo con puntos”,  un bronce gigantesco que surge a partir de la visión de una pequeña piedra en el estudio de Moore.

 

Pieza de bloqueo, de Henry Moore, en Valencia
Pieza de bloqueo, de Henry Moore, en Valencia
Pieza de bloque, de Henry Moore, en Valencia
Pieza de bloque, de Henry Moore, en Valencia

 

SU OBRA Y SU VIDA

Las primeras obras de Moore fueron realizadas usando la técnica de tallado directo, en la que la forma de la escultura se desarrolla mientras el artista talla el bloque.

mujer reclinada
mujer reclinada

La Primera Guerra Mundial dejó una huella profunda en Henry Moore describiéndola como “el gran derramamiento de sangre y dolor, la insoportable agonía y la depravación, las lágrimas y la maldad humana de la guerra”. El sentimiento general era que la guerra había mostrado una civilización en bancarrota moral. Solo una vuelta a los orígenes, a las formas y sentimientos primarios, podría volver a dar vida a las agotadas formas artísticas de un país agotado.Aunque el artista siguió un aprendizaje académico, enseguida buscó un lenguaje propio y en los años veinte se unió a la corriente artística que volvió su mirada hacia las formas primitivas (Picasso, Derain, Brancusi…). La escultura de Gaudier-Brzeska, así como las de Jacob Epstein y las esculturas arcaicas, tendrán una influencia directa en el trabajo de Moore, que inicia en 1922 una de sus series más célebres, Madre e hijo.

primitivismo

 

Durante los años 1930 se unió al movimiento modernista. Moore realizaba varios bocetos y dibujos para cada escultura.
Sus primeras esculturas mostraban vacíos convencionales, producto de extremidades flexionadas que se separaban y regresaban al cuerpo. Posteriormente sus figuras se volvieron más abstractas y tenían agujeros que penetraban directamente el cuerpo. Por medio de este tipo de figuras Moore exploró formas cóncavas y convexas.

composicion 4 piezas. 1934
Las secuelas de la Segunda Guerra Mundial, el Holocausto y la era de la bomba atómica infundieron en la escultura de los años 1940 un sentimiento de que el arte debería regresar a sus orígenes preculturales y prerracionales.

Tras la Segunda Guerra Mundial las esculturas de bronces de Moore se volvieron cada vez más grandes. A finales de los años 1940, Moore comenzó a producir esculturas moldeando la figura en arcilla o yeso antes de terminar el trabajo en bronce usando la técnica de la cera perdida o en arena. En su hogar en Much Hadham, Moore coleccionó una variedad de objetos naturales: cráneos, madera flotante, guijarros, piedras y conchas, los cuales servían de inspiración para formas orgánicas. Para sus trabajos más grandes Moore creaba modelos a escala antes de realizar el molde final y fundir la pieza.

madre e hijo. 1946
madre e hijo. 1946

 

Durante los años 1950 Moore empezó a recibir más encargos, incluyendo una figura reclinada para el edificio de la Unesco París 1957

 

UNESCO Figura reclinada 1957
UNESCO Figura reclinada 1957

 

En Moore creó una estatua llamada Nuclear Energy Nuclear, instalada en el campus de la Universidad de Chicago para conmemorar el 25 aniversario de la primera reacción en cadena controlada.

energía nuclear
energía nuclear

 

Aunque algunos creen que la estatua representa una nube de hongo coronada por un cráneo humano, la interpretación de Moore fue completamente diferente. En una ocasión le dijo a un amigo que esperaba que los espectadores “[caminaran] alrededor de [la estatua], observando los espacios abiertos y que tuvieran la sensación de estar en una catedral.

Las últimas tres décadas de la vida de Moore siguieron un camino similar, realizándose retrospectivas de su trabajo en numerosos países.

En esta última etapa de su vida, sus obras se mueven entre el surrealismo, naturalismo, expresionismo metamórfico y abstracción orgánica.

 

 TEMÁTICA, MATERIALES Y OTRAS COSAS

Los temas de la obra de Moore se definieron en figuras femeninas, reclinadas, grupos de madre e hijo y las más abstractas formas encajadas, representan abstracciones de la figura humana, La mayoría de sus esculturas representan el cuerpo femenino
a excepción de las realizadas durante los años 1950, cuando esculpió grupos familiares. Sus esculturas generalmente tienen espacios vacíos y formas onduladas.
Moore en lo esencial es un escultor biomórfico. La “Abstracción Biomórfica” recurre a formas biológicas, es decir a formas inspiradas en la naturaleza biológica, la abstracción biomórfica que derivó a finales del siglo XX, muestra imágenes similares a las obtenidas al mirar por un microscopio ya fuera en biología, geología etc. La abstracción Biomórfica a diferencia de la abstracción Lírica, si posee un tema aunque no es evidente en sudiscurso, posee ambigüedad

 

Madre e hijo reclinados. 1975-1976
Madre e hijo reclinados. 1975-1976
Figuras conectadas reclinadas, de Henry Moore, en Valencia. Muestra de formas orgánicas
Figuras conectadas reclinadas, de Henry Moore, en Valencia. Muestra de formas orgánicas
Figuras conectadas reclinadas, de Henry Moore, en Valencia. Muestra de formas orgánicas
Figuras conectadas reclinadas, de Henry Moore, en Valencia. Muestra de formas orgánicas

Esculturas de formas fragmentadas: composiciones en varias piezas.

 

composicion 4 piezas. 1934

 

Una de las características más significativas de su obra es el valor que da al hueco que se hace expresivo y forma parte esencial de la misma. La masa se destaca por contraste con los huecos.partir de 1940 el hueco y la masa tendrán la misma importancia en su obra. Opone con maestría los volúmenes cóncavos y convexos. El espacio forma parte de la obra. Ejemplo de esto es una de las obras más atractivas que se han traído a Valencia, Óvalo con puntos, un espacio que tiende a tocarse, pero nunca llega a hacerlo, resaltando el entorno que tiene detrás.

 

IMG_20140406_182340
Óvalo con puntos en Valencia. 1968-1970.

Muy diferente del espacio donde suele estar situada:

Óvalo con puntos, de Moore en su entorno habitual
Óvalo con puntos, de Moore en su entorno habitual

En cambio, estos días se puede ver a esta escultura interactuando con palmeras y turistas:

Detalle de Óvalo con puntos, de Henry Moore, en Valencia
Detalle de Óvalo con puntos, de Henry Moore, en Valencia

 

 

 

Henry Moore, de Guía de estudios. Museo Contemporáneo de Caracas.

Arel-arte.

 

 

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. MIGUEL SERRANO dice:

    Que imaginación al jugar con los espacios que para muchos estan muertos henry les da vida con lo cóncavo y convexo lo abstracto y lo real, saludos desde taxco de Alarcón Gerrero México.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s